Eibar Rugby Taldea-Uribealdea RKE (Crónica)

abril 13, 2021

La fase regular de la División de Honor B echó el telón de la forma más satisfactoria para los intereses del Uribealdea. La tensión, la fe y la entrega de los del XV del eguzkilore sirvió para certificar una importante victoria ante un rocoso rival.

No fue tarea fácil. El Eibar vendió cara su derrota. La mezcla de sentimientos latentes en los XV protagonistas vizcaínos fue cortada con una temprana marca que se fabricó el apertura local. Dibujando una carrera llena de driblings, Gradyn Bowd colocó el 5-0 en el luminoso pasado el primer minuto de juego. Despertando tras la marca de su homólogo, el cuadro visitante comenzó a creer en sus posibilidades de asaltar Unbe. A pesar del contratiempo de encajar un temprano ensayo, el juego del Uribe comenzó a ganar protagonismo. Un omnipotente Jordyn Wikitera dio buena cuenta de la superioridad de los pupilos de Joseba Egurrola tras salir portando el oval de una melé a 5 metros, y contactó con un Iñigo Elosegi que culminó la odisea ofensiva con una marca que dio la alternativa a los suyos (minuto 6, 5-7).

Con ambos conjuntos manteniendo un duro pulso en la pugna por la posesión, fue el Uribe el que perdería una ficha sobre el tapete tras la cartulina mostrada a Iñigo Elosegi. Valiéndose de su superioridad, el cuadro guipuzcoano hizo buena una melé sobre la divisoria para, tras recoger el oval de la formación, que una apertura de Francisco Müller hacia su compañero en la bisagra desembocase en una nueva aproximación que, tras imponerse en el pick and go, sirviese para cantar un nuevo try (minuto 17, 12-7).

Cuando la igualdad se apoderaba del partido, el Uribealdea logró acercarse en el luminoso con un golpe de castigo colado por Gorka, pero la rápida respuesta del Eibar convirtiendo dos golpes de castigo de manera consecutiva mandó a su rival a la lona (minuto 36, 18-10).

El paso por la caseta supuso un punto de inflexión. Tras un más que disputado primer periodo, el Uribe le tomó la medida al partido. Volcado en ataque a sabiendas de la brecha de puntos favorable al cuadro local, el XV del eguzkilore interceptó un oval tras el servicio de touch, y bajando las pulsaciones del juego con un laborioso trabajo en delantera, fue finalmente Kepa Gogenola quien traspasó la línea de marca (minuto 50, 18-15).

Dando el todo por el todo en un segundo periodo vital para sus aspiraciones, el Uribe se encontró con su mejor versión. Tras una gran acción defensiva, Fran mandó el oval al cielo de Eibar para salir a presionar a terreno rival. Un semifallo de la zaga del Eibar en la intercepción, y una recuperación de un Iñigo Elosegi que contactó nuevamente con Fran, dejaron el campo abierto para el medio melé que se recorrió el terreno rival y, llegando a la línea de marca, fue frenado con un placaje alto que supuso el ensayo de castigo y la amonestación por cartulina amarilla para Graeme Kolomalu (minuto 54, 18-22).

No quiso perderle la cara al partido el cuadro local. Con la consigna de sumar puntos en cada una de sus visitas a terreno vizcaíno dada su inferioridad numérica, el cuadro eibarrés miró a palos en un nuevo golpe de castigo, aumentando su casillero hasta los 21 puntos (minuto 56, 21-22).

El Uribe, muy enchufado en los minutos finales, empleó a su laboriosa delantera en un titánico esfuerzo en el pick & go para engrosar la lista de anotadores con el ensayo de Jordyn (minuto 62, 21-27). Aplicando la misma tónica, los pupilos de Joseba Egurrola verían su esfuerzo premiado con un nuevo ensayo que brindó un toque de tranquilidad a la parroquia vizcaína (minuto 73, 21-36).

Los guipuzcoanos, que quisieron morir matando, despidieron el choque con un ensayo anotado por Jokin García, dejando que el derbi y la victoria cayese de la mano de los visitantes (26-36).

Anuar Gómez.

Foto: Anuar Gómez.